Conoce tu tipo de piel antes de exponerla al sol

Llega el verano, el tiempo de playa, piscina, aire libre… y cada vez tenemos más conciencia de los daños que puede presentar una exposición prolongada al sol sin protección: quemaduras, envejecimiento cutáneo prematuro y graves enfermedades, por lo que siempre es necesaria una adecuada protección solar.

tipos de pieles II pulseras.tv

 

En primer lugar debemos saber cuál es nuestra capacidad de la piel para asimilar la radiación solar, como se conoce normalmente, nuestro Fototipo:

Su clasificación oscila entre I y VI

• Tipo I. Son personas con piel blanca, pelirrojos, con ojos azules y muchas pecas. Presentan fácilmente quemaduras importantes después de exponerse al sol. No se broncean nunca.

• Tipo II. Son rubios, con ojos azules o verdes. Se queman con facilidad y en alguna ocasión llegan a broncearse.

• Tipo III. Corresponde a la raza caucásica. Tienen ojos grises, pelo castaño, raramente se queman y llegan a broncearse, si consiguen no quemarse.

• Tipo IV. Son morenos de piel y con ojos marrones o negros. Sufren quemaduras mínimas y se broncean muy fácilmente.

• Tipo V. Tienen piel y ojos muy oscuros. Habitualmente no se queman y se broncean rápidamente y de color muy intenso.

 • Tipo VI. Correspondería a la raza negra. En alguna ocasión también pueden quemarse.

tipos de pieles pulseras.tv

Normalmente, la cantidad de radiación que llega a nuestra piel o el tiempo de exposición superan su capacidad de autoprotección, lo que hace necesaria una fotoprotección segura y eficaz.

En función del índice UV del lugar en que nos encontramos, así como de nuestro tipo de piel, necesitaremos un mayor Factor de Protección Solar (FPS).

El factor de protección solar (FPS) es un índice que nos da idea del tiempo que podremos permanecer expuestos al sol sin riesgo de quemadura: cuanto mayor sea el FPS, más alta será la protección frente al sol.

tipos de piel III normativa pulseras.tv

Cinco consejos básicos antes de exponerte al sol

Antes de exponer nuestra piel a los primeros rayos solares, deberíamos tener en cuenta estos sencillos consejos para que nuestro bronceado luzca espectacular, pero sin correr riesgos:

1/Un mes antes de la exposición solar es recomendable realizar peelings para exfoliar las capas más superficiales de la piel. Así conseguirás un tono más uniforme y facilitarás la penetración de las cremas.

2/No se recomienda la exposición solar durante las horas en que el Sol es más nocivo, de 12 a 16 horas.

3/La crema solar se aplica 30 minutos antes de exponer la piel a los rayos U.V.A, además deben ser hidratantes y resistentes al agua.

4/Seguir una dieta rica en frutas, verduras y agua. Como ya sabréis existen alimentos que son muy beneficiosos para nuestra piel y para mantener nuestro bronceado. Tomar alimentos ricos en Vitamina A, Vitamina B; la Vitamina C y la E por sus propiedades antioxidantes.

 

5/Finalmente tras esta exposición al Sol, es importante volver a aplicar cosméticos específicos para hidratar y regenerar la piel. Esto nos ayudará a conseguir una piel saludable y mantener el bronceado durante más tiempo.

tipos de pieles III pulseras.tv protección solar

 

Fuentes: Bprimetiti,Guía de protección solar

 

Te Puede Interesar :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *